Máster en Invisibilidad


Últimamente odio salir de mi burbuja, de mi espacio, de mi único lugar donde respiro.
Del lugar en el que verdaderamente puedo ser yo misma, y no soy lo que los demás quieren que sea,
donde no hay falsas apariencias.
Luego me pongo a pensar si, verdaderamente merece la pena.
Y la verdad es que no sé para qué molestarme, cuando soy una persona que realmente parece invisible, que no se encajar y que aun no he encontrado mi lugar. Pero ¿realmente yo tengo sitio?
¿Yo puedo encajar?
Creo que he dejado pasar mi tren tantas veces que ya no hay parada, que el tren se esfumó y que yo me quede en el andén, mirando cómo marchaba hacia su destino.
Puede que me haya hecho invisible por dejarme que me haga invisible, por no levantar la cabeza cuando la tenía que levantar, por tener la mente tan negativa, tan llena de rabia que no me permite crecer y dejarme ver.
Me siento tan estúpida, tan tonta, tan harta, tan inútil.
Creo que tengo tanto miedo a salir al mundo y que me rechacen una y otra vez.
Siento que me hago en una vaso medio vacío.
Me canse de pedir disculpas, cuando nadie me las pedía a mí. 
No, no es orgullo, son ganas de que me quieran con mis miles de defectos y miles de virtudes.
La perfección no existe, y que el que diga que es perfecto, miente.
Huir de los problemas es fácil, lo difícil es afrontarlos, y luchar para que los errores no se vuelvan a comentar.
Siento que en la vida cuando vas creciendo, o vas madurando, o maduras a las malas.
Porque no hay en las escuelas, un asignatura en la que nos enfrente con las situaciones difíciles, una asignatura en la que haga pensar, si se podría decir que Ética o filosofía podrían estar dentro de esta descripción.
Pero piensa una cosa en esas asignaturas estudias el pensamiento de grandes personas, que cambiaron grandes cosas con sus pensamientos, y porque no habrá ese profesor que te inspire a pensar ¿por qué no puedo ser yo, esa persona que con mi pensamiento haga pensar y dudar?
Porque es más fácil memorizar, escribirlo, aprobar y borrarlo de la mente.
Sigo buscando mi camino y la piedra esta en el camino, puñetera piedra, estoy dando le vueltas y empezar a mirar la forma que en vez de un obstáculo sea un escalón para poder avanzar y dejar de retroceder cada vez que la veo.
No es fácil los comienzos nunca lo son,
yo quiero dejar de ser invisible, y quiero encontrar mi sitio, y en el camino espero encontrar piedras que pueda treparlas para poder seguir el camino, y con eso ayudar a las personas como yo que se sienten invisibles y que tan solo buscan su lugar.

Comentarios

  1. estoy super fascinada con este escrito,realmente todo esto es muy cierto y hasta ahora me doy cuenta .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares